The Post: Los Oscuros Secretos del Pentágono

La editora y dueña de un periódico en EE. UU., expone un encubrimiento gubernamental que involucró a cuatro presidentes de ese país.

Drama envolvente sobre libertad de prensa y liderazgo

Calificación 7

The Post: Los Oscuros Secretos del Pentágono

Título original: The Post
Dirección: Steven Spielberg
Intérpretes: Meryl Streep, Tom Hanks, Sarah Paulson, Bob Odenkirk
Año: 2017, Amblin Entertainment / DreamWorks
Género: Biográfica / Drama / Basada en Hechos Reales
Edad apropiada: 13 +
Duración: 116 minutos.

Importante resaltar: Liderazgo, integridad, toma de decisiones, determinación, hacer lo correcto aunque los amigos se alejen. La participación ciudadana empuja a los políticos a hacer justicia. Audacia y fortaleza para impulsar la libertad de prensa.

Densidad de contenidos:
Lenguaje ofensivo: Media
Violencia: Baja
Sexualidad/Desnudos: No contiene
Vicios y Adicciones: Media

Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente advertidos, algún material puede ser inapropiado para menores de 13 años)

*MPAA: The Motion Picture Association of America

Resumen:

La editora y dueña de un periódico en EE. UU., expone un encubrimiento gubernamental que involucró a cuatro presidentes de ese país.

Reseña:

Dwight D. Eisenhower, John F. Kennedy, Lyndon B. Johnson y Richard Nixon fueron los presidentes que estuvieron en la Casa Blanca mientras se libraba la guerra de Vietnam, un conflicto bélico entre los años 1955 a 1975 para impedir la caída de ese país bajo un gobierno marxista, siguiendo los postulados de la “Teoría del Dominó”, que sostenía que si un país en una determinada región del mundo se hacía comunista, los demás que conformaban la región también acabarían cayendo bajo el influjo comunista, de tal manera que no se perdería sólo un país, sino toda una región, en este caso, Indochina. Parecía una guerra justificada, pero cuando Daniel Ellsberg (Matthew Rhys) tiene en sus manos un estudio que muestra que se ha alargado la guerra a propósito y han muerto en vano muchos jóvenes estadounidenses, decide filtrar a la prensa esos datos que considera deben ser conocidos por el público. El New York Times expone una parte de los documentos y el editor en jefe del Washington Post, Ben Bradlee (Tom Hanks), decide competir por la información y se afana por publicar el resto de los polémicos documentos. Sólo que hay una orden de restricción para publicar informes secretos y la dueña del periódico Kay Graham (Meryl Streep) queda ante una disyuntiva: publicar el informe y cumplir con la misión del periódico o perder la empresa informativa que heredó de su difunto esposo.

¿Vale la pena?

La opinión pública es el resultado del pensamiento reflexivo de la gente y el periodismo es un medio para informar objetivamente, de modo que el público tome las mejores decisiones y actúe en consecuencia. Cuando los poderes políticos o económicos dominan a los medios de comunicación, estos pierdan libertad para informar y se genera una grave corrupción consistente en la manipulación de la opinión pública mediante la restricción de lo que se publica o a través de la emisión de noticias sesgadas. Por esta razón es muy importante la historia que nos presenta “The Post” dirigida por Steven Spielberg -con un guion de Liz Hannah y Josh Singer- que, además, tiene el valor agregado de presentar a una mujer a cargo del liderazgo de esta misión informativa, en una época en la que esos espacios estaban dominados por los varones. Se hace un homenaje al mundo periodístico de antaño retratando con lujo de detalles toda la cadena informativa -desde la verificación de las fuentes hasta la forma de imprimir y distribuir- para que un diario llegue a las manos de los lectores. La ambientación y vestuario de los años ‘70s son adecuados, así como el ritmo ágil y cierto grado de suspenso. El grupo de actores hace un excelente trabajo en el que destacan Streep y Hanks. La cinta ha ganado dos nominaciones al Óscar: Mejor Película y Meryl Streep a Mejor Actriz. 

La historia está basada en hechos reales y aborda varios temas dignos de una buena conversación, comenzando por la “deontología” o ética en el periodismo, ya que la libertad de prensa también tiene límites y la información debe respetar varios filtros antes de ser publicada. En este tiempo son muy necesarios los buenos profesionales de la información, comprometidos con la verdad. La película seguramente agradará a los aficionados al periodismo, la política y la historia.

Debido a temas de difícil comprensión para menores, escenas breves de guerra y lenguaje vulgar, está clasificada por la MPAA para mayores de 13 años.

 

Anuncios
Publicado en: Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s